07 abril 2009

ABRIL 2.009

Sirva esta nueva entrada sin imágenes para revitalizar este blog y también informar de algunos de los cambios que éste acogedor pueblo de la Montaña palentina ofrece a todas las personas que a él se acercan.

El pasado sábado se reinauguró un lugar emblemático como bar, restaurante y casa rural. Se trata de "La casa de las campanas". Aunque su inauguración oficial es el día de Jueves Santo, de manera privilegiada y casi personal, hemos tenido el placer de visitar por dentro y disfrutar del nuevo aire que este lugar compartido y bien recordado por todos ha tomado, Colores, rincones, luces, olores y nueva savia para un pueblo que siempre lo agradece.

Al día siguiente, también tuvimos otra inauguración. Se trata de "La cantina". Una taberna simple y con mucho gusto, funcional y apetecible para echar una partidilla o bien, para sentarte a las afueras y dejarte mecer por el canto de las aguas de nuestro rio Pisuerga a su paso por la nueva presa, junto antes de pasar subyugada bajo el puente.

Son son buenas iniciativas que requieren un aplauso por la iniciativa, por el esfuerzo invertivo y por iluminar hacia el futuro el pueblo que siempre muestra sus agradables latidos más allá de sus límites municipales.

Otros muchos elementos se han ido incorporando a la fisonomía del pueblo, aunque también, por desgracia, se nos han ido unos cuantos seres queridos, que viviendo en el pueblo o lejos le él, siempre llevaban el cariño por estas tierras bien guardado dentro de su corazón. Sea tambiién para ellos este pequeño homenaje.