28 junio 2011

INFORMACIONES SOBRE SAN PELAYO

El pasado domingo, 26 de junio, algunas personas que me acompañaban en la celebración de la fiesta patronal del pueblo, manifestaban sus dudas sobre quién fue San Pelayo. Por ello, quiero incluir una pequeña reseña histórica referente a nuestro patrón, recogida de la Enciclopedia "Wikipedia":

"San Pelayo Mártir, llamado también Paio nació en el pueblo gallego de Albeos, Creciente (España), en el año 911 y falleció en Córdoba el día 26 de junio de 925. Fue un cristiano martirizado durante el califato de Abderramán III, y canonizado posteriormente por la Iglesia Católica, como ejemplo de la virtud de la castidad juvenil. Su día en el santoral católico es el 26 de junio.

Su martirio, descrito truculentamente en el santoral, fue por despedazamiento o desmembramiento mediante tenazas de hierro. Tras la batalla de Valdejunquera (920), muchos cristianos del Reino de León fueron llevados prisioneros a Córdoba, entre los que estaban él y su tío, Hermigio, obispo de Tuy. Éste es liberado con el fin de reunir el rescate, mientras que Pelayo queda en calidad de rehén.

Se dice que el califa Abderramán III le requirió contactos sexuales, a los que se negó, lo que provocó su tortura y muerte.

Su hagiografía refleja que durante los cuatro años que pasó en Córdoba en calidad de rehén, sin que el rescate fuera pagado por su tío obispo, el muchacho destacó por su inteligencia y su fe, haciendo proselitismo de Cristo, insistiendo en que esta actividad fue la que provocó que fuera tentado por Abderramán III para convertirse al islamismo, lo que él rechazó con vehemencia:

"Si, oh rey, soy cristiano. Lo he sido y lo seré por la gracia de Dios. Todas tus riquezas no valen nada. No pienses que por cosas tan pasajeras voy a renegar de Cristo, que es mi Señor y tuyo aunque no lo quieras".

El martirio en defensa de su fe justificó su canonización. Enseguida pasó a recibir culto. A partir del siglo XI, en que los reinos cristianos intervenían en la política interior de los reinos de taifas, muchos restos de santos cristianos fueron trasladados al norte en su condición de apreciadas reliquias, y esto fue lo que ocurrió con los de San Pelayo: primero a León y luego al monasterio benedictino de Oviedo que lleva su nombre (y que no debe confundirse con el nombre de Don Pelayo, el primer rey de Asturias).

Muchas localidades españolas y una colombiana han recibido el nombre de San Pelayo.

San Pelayo Mártir es santo patrón de diversas localidades españolas:

y también en nuestro pueblo, aunque no aparezca este dato en Wikipedia:
Salinas de Pisuerga (provincia de Palencia)

26 junio 2011

FIESTA DE SAN PELAYO: EL PALPITAR DEL CORAZÓN DE TODO UN PUEBLO

San Pelayo nos ha regalado un espléndido día de verano para compartir y disfrutar entre todos de la fiesta del pueblo.
Hemos vivido momentos de reencuentro entre familiares y amigos, de alegría compartida con todos.
Se percibía el palpitar de un corazón común, superando las diferencias personales, pensando en el "NOSOTROS", aunando lo más importante, aquello que nos acerca como seres humanos.

22 junio 2011

LA FIESTA DE SAN PELAYO

Este próximo domingo, como cada 26 de junio, celebraremos la fiesta patronal de San Pelayo.
En esta ocasión, al coincidir con día festivo, es posible que los vecinos y vecinas del pueblo, están más acompañados en la celebración.
Desde este blog independiente de cualquier ideología, deseo que todos y todas disfrutemos de un feliz día, en el que aflore todo lo que nos une, por encima de las diferencias personales.
En especial, quiero dedicar estas lineas a los mayores del pueblo, ya que con sus esfuerzos, han sabido conservar y transmitir, con humildad, el verdadero sentido de nuestras costumbres y tradiciones.
También unas líneas para la juventud de este pueblo, ya que son el futuro en el que confiamos y, en vez de adormecerse y resignarse, manifiestan su rebeldía ante situaciones de injusticia. Necesitamos vuestra energía y valor, pero siempre con respeto, sin insultos y amenazas.
A todos ellos, GRACIAS, por hacer que aquellos que vivimos fuera del pueblo, nos sintamos parte de él, junto a todos vosotros y vosotras.