03 marzo 2012

MARZO: ABRIENDO LAS PUERTAS A LA PRIMAVERA

Con el inicio de marzo ha llegado la lluvia.
Tras un seco invierno en el que la tierra  añoraba las nieves de antaño y suplicaba al cielo que bañara su áspera y agrietada piel; por fin, han venido las nubes del oeste y han bendecido los campos.
Es una buena señal para la esperanza y para seguir poniendo esmero y cuidado en la nueva cosecha, en los nuevos tallos, asegurándo el futuro.
A las puertas de la primavera, el año va superando su infancia y se hace adolescente, con sus días más largos, con sus cambios repentinos, incomprensibles. Por ello, quiero dedicar este mes al mundo infantil, cercano a la adolescencia, pero tambien a aquellos padres y madres que siembran en sus hijos e hijas la esperanza en el futuro, estando siempre cerca, compartiendo el tiempo con ellos, que es el mejor regalo y sembrando el esfuerzo día a día, sabiendo decir NO ante algunas actitudes y conductas típicas del que aprende a caminar por la vida, en definitiva, abriéndoles un mundo de posibilidades para disfrutar del camino de la vida, compartiendo.